Archivos de la categoría Internet

¿Debo, como profesional o empresa, tener presencia en Internet?

Lo primero, situémonos en la actualidad y dejemos para los “estudiosos” de Internet los orígenes y evolución de la comunicación digital. Estamos en el mundo 2.0, donde la comunicación parte de ser bidireccional, donde tanto empresas o profesionales como usuarios, interactúan. Ya no es tanto la publicidad la que marca las modas, sino los usuarios de los productos convirtiéndose en auténticos prescriptores de tendencias, o por el contrario, los mejores detractores. Todo ello, de la mano de las redes sociales que han permitido y potenciado esta interactuación entre los diferentes actores.

Por ello, ¿debo, como profesional o empresa, tener presencia en Internet?

Esa es la pregunta que día a día se hacen muchas personas, sobre todo las que son propietarios o gerentes de pequeñas empresas o profesionales independientes y que no cuentan con un personal de sistemas informáticos o un departamento que se encargue de esta tarea.

En la actualidad para una empresa o profesional es indispensable contar con un sitio en Internet, ya que la red es el medio más utilizado por todos los usuarios para buscar información y llegar hasta las empresas a las cuales se les va a comprar un producto o contratar un servicio. De hecho, dicen que si no te conocen en Internet es como si no existes, solo podrás llegar a optar a la recomendación del boca a boca en el mejor de los casos. En el tratado más famoso de estrategia militar, EL ARTE DE LA GUERRA del general Tzun Tzu (Sun Wu), dice: “Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.”

beneficios-de-una-pagina
Esto es cierto, hoy en día realizamos muchas de nuestras actividades conectados a Internet. Buscamos información, nos comunicamos con nuestras amistades y familiares, vemos videos, escuchamos música, realizamos trámites, pagamos nuestras facturas, y muchas cosas más. El mundo de la empresa o de aquellos que desarrollan una profesión no es la excepción, hoy la mayoría de las compras o servicios que se solicitan en todo el mercado son precedidos por una investigación en internet. La gente quiere saber antes de comprar, y lo primero que hace es “buscar en google” o ver que es lo que dicen de tal o cual producto sus amigos y conocidos a través de una determinada red social.

Hay que pensar que un usuario cuando visita tu sitio web no tiene idea de nada sobre tu empresa o prestación de servicios profesionales, y todo lo que llegará a saber es lo que uno le muestra a través de los contenidos del sitio web. Ya sean los textos, las fotos, los videos, etc.

Por eso, debemos cuestionarnos:

  • ¿Para que quiero tener una página web?
  • ¿Que beneficios espero obtener para mi empresa teniendo presencia en Internet?
  • ¿Tengo una estrategia para promover en Internet mi empresa o al menos unos objetivos claros?
  • ¿Cuánto es el presupuesto que estoy dispuesto a invertir?

Sin tener respuestas a estas preguntas será muy complicado decidir y hacer una selección efectiva del proveedor que cubra nuestras necesidades.

El objetivo de toda empresa es siempre uno: VENDER, sin importar el producto o servicio que se comercialice siempre se busca vender más. Vender más productos, vender más servicios, vender mejor la imagen de la empresa, etc. Si estamos de acuerdo a que este es nuestro objetivo entonces lo que viene a continuación es establecer objetivos claros:

  • ¿Se busca conseguir más clientes?
  • ¿Se busca hacer más conocida la marca?
  • ¿Se busca hacer ventas efectivas por Internet?

Las respuestas nos ayudarán para elegir el tipo de página web, corporativa, de producto, de venta –ecommerce-, etc.

Como el objetivo principal es mejorar las ventas entonces un elemento importante para ir descartando proveedores es la experiencia y conocimientos del marketing en Internet. Si una empresa o persona nos habla simplemente de la importancia de la parte estética de una página web entonces ese es un claro indicador de que estamos antes la persona menos indicada. Se necesita mucho más que una web con diseño para vender, para llegar a tu cliente.

Un sitio web debe basarse en una serie de aptitudes multidisciplinares: marketing, programación, comunicación social, diseño gráfico, etc. Esto te lo puede aportar un equipo con su alto coste, o bien un “hombre orquesta” conocedor de muchas disciplinas necesarias para conseguir una adecuada presencia que puede aportarte un coste de proyecto de menor cuantía.

Mi consejo a cualquier empresa o persona que busque una página web es que contrate a alguien que conozca de marketing en diseno-webInternet, de optimización para buscadores (principalmente Google), que sea capaz de mostrar ejemplos reales de clientes atendidos, de páginas web desarrolladas por el y bien posicionadas en los resultados de búsqueda, de clientes con experiencias exitosas de venta. Si esta persona no es experta en estas áreas o que tenga en su equipo alguien que lo sea entonces difícilmente podrá hacer para ti una web que rinda resultados.

Tener una web “bonita” solo NO SIRVE PARA NADA. Esa es una de las principales razones por las que las páginas web que las promocionan como gratuitas en un ejercicio de “hágalo usted mismo” no sirven si no hay detrás alguien (un proveedor) que te ASESORE y MANTENGA esa página web, gestionando herramientas SEO y SEM tanto de Google como de Bing, tales como herramientas Webmaster, places, analitycs, etc., gestionando y actualizando los contenidos web, así como, gestionando, si lo tienes, tus perfiles en Redes Sociales, con interacción con tus clientes y público objetico, a nivel de facilitar información y contestar sus menciones o reclamaciones, que seguro las habrá. Todo esto último con el claro objetivo de redirigir esta demanda de información de tus productos hacia tu “órgano oficial de comunicación”: LA PAGINA WEB.

Bookmark and Share